skip to Main Content

Inseguridad: cómo paralizarla en la zona donde vives

Inseguridad: Cómo Paralizarla En La Zona Donde Vives

Los índices de inseguridad en el país han llevado a las personas a abandonar espacios públicos o recogerse temprano por miedo a ser víctimas del hampa o terminar con su vida en manos de la inseguridad. Se ve como los padres llevan cada vez menos a sus hijos a parques públicos, ya los jóvenes no salen por las noches como solían hacerlo y, los padres del hogar, se han tenido que ver en la necesidad de estar ´bajo perfil´, a modo de pasar desapercibidos para la delincuencia.

Esta realidad ha llevado a muchas familias venezolanas a adoptar ciertas medidas de seguridad. Los especialistas recomiendan no dar a personas desconocidas información personal, de hecho, recomiendan extrema cautela al momento de dar su dirección de habitación u oficina, con el objetivo de evitar ser víctimas de hechos violentos en estas zonas de confort. Por otro lado, los expertos también recomiendan estar alertas al momento de ir de la calle al hogar, a modo de no estar siendo perseguidos por delincuentes que deseen hacernos daño. No obstante, la inseguridad ha dado un nuevo brinco y ya no solo nos vemos en peligro en las calles del país, sino además en nuestros propios hogares.

¿Qué hacer al respecto?

Independientemente de que vivas en un edificio (conjunto residencial) o urbanización, lo primero que debes hacer es convocar a una junta de condominio, en la cual pueda estar el mayor número de personas pertenecientes a la calle, urbanización o edificio donde vivas. Lo segundo que deben ejecutar es una lluvia de ideas, donde las personas puedan dar a conocer sus puntos de vista y necesidades en relación al tema de la seguridad vecinal; en este punto es altamente recomendable darle oportunidad tanto a los que piensen que requieren invertir en seguridad como a los que no piensen de esa manera, pues tendrán que llegar a un consenso en la implementación de medidas de seguridad.

¿Qué medidas de seguridad se pueden tomar?

La verdad el abanico es variado y completamente adaptable a las necesidades de cada grupo vecinal. A continuación se explican algunas opciones cuando de inversión en seguridad se refiere: en primer lugar, está el tema de los vigilantes, quienes puedan estar monitoreando las determinadas zonas del área residencial. En segundo lugar, siempre recomiendan sistemas de iluminación y alarmas, pues ambas funcionan como artefactos para repeler amenazas y causar miedo en las personas que estén pensando en causar delitos. En tercer lugar, los vecinos pueden comprar o contratar servicios de cámaras de seguridad, pues las mismas cuentan con una diversidad de productos, lo que hace a esta solución más adaptable a los diversos presupuestos. Por último, si vives en una calle abierta, donde conviven varias casas a la vez, es importante considerar el cierre de dicha calle, pues de este modo consiguen ponerle un freno a los antisociales que deseen cometer sus actos; no obstante, esta última medida, siendo bien efectiva por sí sola, debe estar acompañada por otras soluciones a modo de ofrecerle a las personas una seguridad integrada. En la mayoría de los casos requieres de permisos de la alcaldía para poder cerrar una determinada calle, así que asesórate al respecto y tomas las acciones pertinentes.

Ya cerrando

Para finalizar, toma en cuenta realizar más de un presupuesto, preséntalo ante la junta de condominio y tomen acciones a corto plazo para poner en marcha el plan de seguridad lo más pronto posible. Una vez estando en ejecución, no olviden entre todos – o nombrando a personas encargadas – medir los resultados de lo que hayan decidido ejecutar. Verán que los índices de inseguridad disminuirán y tanto tú como tus vecinos vivirán de una mejor forma, al menos en su zona de confort.