skip to Main Content

La primera Ciudad Bosque: un frenado a la contaminación China

La Primera Ciudad Bosque: Un Frenado A La Contaminación China

Liuzhou, ubicada en la provincia de Guangxi, se convierte en el primer escenario donde el concepto de ciudad – tal y como lo conocemos en la actualidad – se verá transformado en un concepto futurista, pero al mismo tiempo apegado a la realidad. Se trata de la construcción de la primera ciudad bosque, la cual contribuirá en disminuir la fuerte contaminación tóxica y de CO2 que sufren los habitantes de China.

El proyecto, llevado a cabo por el arquitecto Stefano Boeri, busca construir dicha ciudad con un total de un millón de plantas, pertenecientes a más de cien especies de las mismas. Se tiene pensado que la localidad mencionada cuente con un total de 40.000 árboles, los cuales serán capaces de absorber alrededor de 10.000 toneladas de Dióxido de Carbono y casi 57 toneladas de otros tóxicos al año.

Todo este concepto futurista funcionará como pulmón. La explicación para esto recae en que en el año 2016 una nube tóxica afectó a más de una sexta parte del territorio, contribuyendo así con más y más argumentos para catalogar a China como uno de los principales países con el mayor índice de contaminación ambiental en el mundo. Para contrarrestar todo esto, la ciudad estaría lanzando más o menos unas 900 toneladas de oxígeno de forma anual.

Este bosque citadino estará conformado por un total de 30.000 personas. Se tiene pensado que el territorio sea autosuficiente, alimentándose así mediante energías geotérmicas y solares. Estaríamos hablando de un total de 175 hectáreas, las cuales estarán conformadas por dos escuelas, un hospital, áreas residenciales y zonas de recreación para todas las edades. Eso sí, las personas solo podrán transportarse mediante el uso de vehículos eléctricos y la forma de conectar esta ciudad con Liuzhou será mediante un monorriel eléctrico.

Se tiene pensado que la comunidad esté terminada para el año 2020 y funcionará como mecha o trampolín para otras ciudades que puedan estar bajo el mismo concepto en todo el territorio Chino. Definitivamente, el futuro pretende ser cada vez más verde.