skip to Main Content

Tu seguridad y la de tus vecinos

tema wordpress 9-05-2016.png

En estos tiempos de inseguridad, cada conjunto residencial debería contar con una serie de medidas de seguridad que les ayude a sobrellevar el bienestar en su hogar. Muchas personas suelen pensar que solo basta con tener un sistema de seguridad a la mano, sin embargo, no basta con esto; es necesario el compromiso de cada uno de los propietarios que habitan el conjunto residencial. Por estos motivos, les brindamos algunas recomendaciones a tomar en cuenta:

  1. Eliminar cada uno de los accesos al conjunto residencial que no estén bajo supervisión de, por ejemplo, las cámaras de seguridad. Esto se debe a que los delincuentes podrían adquirir algunas de las llaves que abren estos accesos e irrumpir en la residencia sin necesidad de romper cerraduras, puertas o ventanas. Se sabe que los antisociales ingresan en un 88% de las veces sin dañar los accesos a edificios o casas.
  1. Contar con un manual de trabajo para los vigilantes. A través del mismo no solo se controla su funcionamiento dentro de las instalaciones, sino que también se promueve una sana convivencia. Al menos dos son los elementos más importantes que deben estar en dicho manual, los mismos son:
    • No abrirles portones o puertas a personas que digan ser visitantes de un apartamento en particular. Es importante que el vigilante – antes de abrir portones o puertas a estas personas, debe notificarlo o confirmarlo con el propietario al que supuestamente estarán visitando.
    • Como segundo elemento, se recomienda introducir en dicho manual el hecho de que el vigilante no puede permitir acceso de múltiples grupos que vayan a diferentes apartamentos. Él, con paciencia, deberá registrar en una base de datos a cada uno de los grupos que esté ingresando a las instalaciones.
  1. Los portones deben contar con un abrir y cerrar automático. De esta forma la persona no tendrá que descender del vehículo para abrirlo manualmente. Del mismo modo, se debe evitar o desactivar el ojo mágico de los portones, pues cada propietario debería contar con su propio control; el contar con el ojo mágico permite que carros ajenos a la residencia o los mismos peatones puedan ingresar a las instalaciones, sabiendo que no corren riesgo en que el portón los impacte mientras el mismo se cierra.
  1. Notificar sobre remodelaciones a los vecinos. En este sentido, si un propietario hará modificaciones en su apartamento y contrata personal obrero para dicha labor, debe notificarlo no solo a vigilancia, sino también a la junta de condominio.

Tomando estás medidas de seguridad, no solo los sistemas electrónicos harán su trabajo, sino que los mismos propietarios podrán agarrar conciencia de las buenas prácticas que deben mantener para que la seguridad de ellos, sus familiares y vecinos se mantenga en un buen estado.